España recibe cada vez más remesas, aunque sigue siendo un país emisor

Las remesas se han ido incrementando progresivamente en los últimos años y se espera que sigan así en el futuro, debido al aumento de los flujos migratorios y a la salida de trabajadores al exterior que, en el caso de España, ha hecho que reciba cada vez más remesas aunque siga siendo un país emisor.

España se colocó en 2015 en el décimo puesto de los países emisores de remesas, según los datos del Banco Mundial, aunque durante la crisis creció el peso de la llegada de remesas enviadas por los españoles residentes en el exterior.

Así, en 2015, España recibió 10.238 millones de dólares en remesas procedentes, principalmente, de Francia, 2.625 millones; Alemania, 998 millones; o Estados Unidos, 887 millones.

Por su parte, los inmigrantes enviaron a sus lugares de origen un total de 15.599 millones de dólares a países como Francia, 2.566 millones; Marruecos, 1.581 millones; o China, 1.065 millones, según las cifras del organismo.

Los datos de España representan una pequeña parte de los 581.640 millones de dólares que movieron las remesas en todo el mundo a lo largo de 2015, un 0,31 % más que en 2014, pero aún por debajo de la previsión de que lleguen a 665.000 millones de dólares en 2018.

Este incremento registrado año tras año llevó al Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) a establecer en 2015 el 16 de junio como el Día Internacional de las Remesas Familiares, para concienciar de “la contribución fundamental hecha por los inmigrantes al bienestar de sus familias y comunidades y al desarrollo de sus países de origen”.

Las remesas, entendidas como el dinero que los trabajadores migrantes envían a sus familias, ascendieron a 581.640 millones de dólares en 2015, de las que unos 435.000 millones se dirigieron a países en vías de desarrollo, según los datos del Banco Mundial.

De hecho, las remesas supusieron más del 36 % del producto interior bruto (PIB) de Tayikistán en 2014 o el 30 % del PIB de Kirguistán, como recogen las últimas cifras del organismo.

Aun así, el país que más remesas recibió en 2015 fue la India, con 68.910 millones de dólares, seguido de China, con 63.938 millones; mientras que las mayores cantidades enviadas salieron de Estados Unidos, con 133.552 millones de dólares, Arabia Saudí, con 45.739 millones, y Emiratos Árabes Unidos, con 30.170 millones.

El director general de Ria Money Transfer para Europa, Oriente Medio, África y el sur de Asia, Sebastian Plubins, constata este aumento de las remesas mundiales y en lo referente a España explica que “las remesas están estables, pero sí hay un fenómeno que en los últimos tres años ha aumentado más, que es la recepción”.

Plubins dibuja el perfil de sus clientes como personas de entre 30-40 años, con varios trabajos, que viven, principalmente, en Madrid o Cataluña, envían entre 250 y 300 euros a sus familias, el equivalente al 30 o el 50 % de su sueldo, y realizan una media de 12 remesas al año durante los primeros días del mes, después de haber pagado sus facturas en España.

El envío de dinero se suele incrementar entre un 20 y un 30 % durante fechas señaladas, como el Ramadán, que se celebra este mes, Navidades, o el mes de mayo, por la celebración del día de la madre.

El efecto divisa también influye en la cantidad que reciben los destinatarios de los envíos de dinero, por lo que la devaluación de las monedas emergentes ha permitido, en cierta manera, mantener en el nivel adquisitivo de los receptores, a pesar de que las cantidades que les enviaban sus familiares se vieran mermadas por la crisis.

Source: El Economista

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *